base Diploma-2A lo largo del tiempo, algunos pacientes, alumnos y terapeutas profesionales, nos han compartido por escrito algún apunte, opinión o reconocimiento sobre los efectos del método Geocrom; sean o no terapeutas, todos ellos han recibido varias sesiones de la Geocromoterapia, y muchos han realizado un camino de conciencia y auto-exploración profundo. Otros se han formado y han recibido también el feetback de sus pacientes. Desde el Instituto Geocrom compartimos los comentarios de algunos testigos:

Para mi la Geocrom ha resultado una terapia tan sutil como potente, que me ha puesto directamente en contacto con mi ser, mi esencia, y me está permitiendo desarrollar ésta en toda su amplitud.

ANA ARMENGOL, paciente, Terrassa

Recibir los códigos Geocrom en mi cuerpo supuso comprender la voluntad de mi alma, la paz mental por fin, equilibro, pero sobretodo un gran autoconocimiento y mucha mayor Fuerza para mi camino de evolución como ser humano. Me siento muy agradecido de haber encontrado esta gran herramienta sanadora tan sorprendente.

ANTONIO CASAS TORREVIEJA, paciente a distancia, Madrid

En mi búsqueda por una vida y un modo de habitar más consciente, llegué a la Geocrom y la Medicina del Hábitat. La Geocrom me ha acompañado en una etapa de transición profunda, con mucho ‘dejar ir’ de viejos patrones y conductas. Me ha ayudado a que no me sintiera perdida, me ha reconfortado en momentos bajos y me ha facilitado la conexión con el Ser, mi intuición y Propósito, acercándome a la dimensión espiritual que tanto anhelaba mi alma. Formarme en Medicina del Hábitat me permitió acercarme a los espacios de otra manera, con sentidos que desconocía… He podido experimentar en primera persona sus beneficios más tangibles: la ligereza en el ambiente, la fluidez en las relaciones y desaparición de la crispación, la mejora en el descanso, la activación de un espacio de trabajo y proyectos… Ahora cuento con una herramienta muy potente de limpieza y armonización energética que puedo poner al Servicio, y que me ayuda en mi propósito de contribuir a un modo de habitar más saludable, más respetuoso con el medio ambiente, más consciente. Gracias Marta por compartir con tanta pasión y energía. Eternamente agradecida a la Geocrom y a ti.’

CRISTINA COSTA, alumna y paciente, Barcelona

Muchas son las herramientas buscadas y encontradas en mi largo camino de sanación. Pero recientemente, en un momento a la desesperada, es cuando tuve mi primera conexión con la Geocrom, y fue impactante su efecto en mi Ser, en mi Estar y en mi Sentir. Recientemente he recibido los códigos en una tercera sesión, y esta vez aún me ha resultado más directo a mi Ser. Ha sido como sentirme desnuda totalmente, pero protegida al experimentar una gran liberación. De pronto las cosas tienen un porqué, y las que no lo tienen se entienden, aceptan e integran. Con la Geocrom me siento ante un mundo grande, pero sin sentirme yo pequeña sino totalmente protagonista. Ha supuesto todo un descubrimiento y una herramienta capaz de llegar a todos los rincones de mi alma.

MARIA JOSEFA PARDO TATAY, paciente a distancia, Valencia

Descubrir la Geocrom ha sido un gran regalo. Para empezar, como concepto. Después de años utilizando casi exclusivamente el hemisferio izquierdo, en los últimos años he entrado en otra fase, en la que intento despertar el derecho. Descubrir la Geocrom fue para mi como unir los dos mundos. Recuerdo la primera vez que tomé esencias codificadas Fisterra. Estaba intentando poner límites a mis hijos, y me salió un “basta” que recordaré toda la vida. Salió del fondo de mi alma, con una profundidad y una fuerza que ni yo ni mis hijos habían sentido nunca. También he recibido comentarios y experiencias muy gratificantes de personas a quien he pautado estas esencias. Tienen una fuerza y hacen un trabajo interior muy importante. Para terminar, también he experimentado la Geocrom en los espacios. Recuerdo un caso de una mujer que me dijo que su marido, aunque era a priori muy crítico con estas cosas, notaba sus efectos en la casa, y fue él quien le pidió que volviera a utilitzar esta terapia.  Gracias Marta y gracias Geocrom!

GLÒRIA VILALTA, terapeuta, Barcelona

En un momento en el que la luz de mi alma se estaba apagando y, para mí, la vida había perdido sentido, recibir los códigos supuso ir recuperando esa luz perdida y volver a conectar con el propósito de mi vida. Conocer la geocromoterapia fue como encontrar el camino de vuelta a casa. Despertó en mí la alegría de quien regresa a su hogar después de mucho tiempo fuera, y eso me dió la serenidad y la tranquilidad que solo se tiene cuando estás arropado por tu familia…

MIGUEL ÁNGEL DE PAZ, paciente y terapeuta, Valladolid

Recibir en mi la Geocromoterapia supone bajar a las profundidades de mi corazón, donde cada arquetipo me acompaña con su luz, su color y su forma, mostrándome las tinieblas del miedo y la inseguridad. Tinieblas que cuando veo y reconozco, se disuelven destapando un arco iris de posibilidades… posibilidades que se expanden, dándole brillo a la vida. La Geocrom despierta en mi una forma de vida… es vivir desde el corazón, donde escucho a mi alma. Gratitud es lo que siento hacia la Geocromoterapia, pues estoy segura de que ella es la que nos elige. Gracias Marta, porque siempre nos estás impulsando a seguir estudiando esta hermosa herramienta, que crece cada día, nutriendo la pasión en las consultas. Gracias Marta, contigo he visto la humildad, la ternura y la verdad.

CRISTINA LÓPEZ, terapeuta, Pontevedra

Recibir los códigos Geocrom como terapia personal me ha ayudado a profundizar en mi autoconocimiento, ayudándome a ser más consciente de mis luces y sombras, y aportándome más claridad sobre lo que necesito para evolucionar en la vida diaria. Me ha traido fuerza interior para afrontar los obstáculos y despertado en mi la ecuanimidad, serenidad, la compasión y la comprensión profunda, aspectos que sigo trabajando. Las esencias y aceites Geocrom codificados, han actuado con delicadeza como remedios en momentos difíciles de quiebre emocional, dolor físico y desequilibrio, contribuyendo con alta eficacia a mi recuperación, liberación y autoregulación. Siendo sensible los entornos en un nivel energético, decidí realizar el curso de Medicina del Hábitat con Marta. Ha sido una gran oportunidad para aprender, profundizar, comprender y sentir cómo las energías del entorno y medio ambientales, la iconografía, los colores, las formas y la luz nos afectan como seres humanos, y cómo nuestras energías psíquicas afectan así mismo a los espacios que habitamos; y experimentar el proceso de armonización en mi casa con la aplicación de algunos de los filtros y difusores Geocrom. Gracias Marta por traernos la Geocromoterapia y por tu gran visión y contribución a la salud y evolución humana.”

OLGA PLANET, paciente, Barcelona

El contacto con el Sistema Geocrom supuso un antes y un después en mi trayectoria. Podría definirlo como un gran catalizador para el cambio. las circunstancias de mi vida comenzaron a tomar otro rumbo a raíz de que los arquetipos Geocrom llegaron a mi vida. Cuál fue mi sorpresa al ver que el efecto no solo era para mí, sino que también se extendía a todo mi ámbito relacional. En mi vida se siguen dando vivencias de todo tipo, y la geocromoterapia me aporta siempre lucidez, fuerza, comprensión, y el centramiento necesario para seguir adelante aprendiendo y evolucionando.

LAURA COMPAINS VÁZQUEZ, terapeuta, Pamplona

En el 2008 conocí a Marta Povo en uno de sus cursos de Medicina del Hábitat. Para mí marcó un antes y un después la entrada en contacto con el Sistema Geocrom: La Geometría y el Color como elementos sanadores empezaron a poner orden en mi vida. Primero, a través del espacio, del hogar, y tras recibir varias sesiones con Marta como terapia personal, y experimentar los cambios que se produjeron en mí, decidí un año y medio después formarme como Geocromoterapeuta. Desde entonces, no he cesado de comprobar  la gran herramienta que supone el Sistema Geocrom para facilitar al ser humano el encuentro con su  Propósito. A menudo de forma sutil, sin grandes catarsis, nos conduce suavemente pero de forma profunda e imparable al hallazgo de nuevos caminos, incluso al encuentro de otras herramientas, que finalmente nos colocan en el lugar donde podemos dar nuestra mejor versión. La experiencia vivida con Marta en Septiembre del 2011 durante el camino de Santiago abrió todavía más nuevas y enormes posibilidades del sistema Geocrom a través de la  codificación del agua de mar. Un honor, un privilegio y una bendición haber participado de ese mágico encuentro que marcó un antes y un después en mi misión como terapeuta.

ESTHER BELTRÁN FERNANDEZ, terapeuta, Rubí

Llegó un día en que todo me daba igual; buscando por internet me salió la página de Marta Povo y Geocrom. Aunque no tenía referencias de nadie, decidí probar suerte. Y solo puedo decir que es lo mejor que me ha pasado en la vida. Para mí, los códigos geocrom me han hecho ver la vida de otra manera y comprender la voluntad de mi alma, estar en paz mental conmigo misma, y sentirme con mucha fuerza y gran conocimiento de mi interior. Doy gracias a Marta por la gran ayuda recibida con su herramienta sanadora. Muchas terapias he probado y al cabo de dos meses he abandonado. Pero la Geocromoterapia siento que no me cura superficialmente sino en la profundidad que mi ser necesita.

YOLANDA VENDRELL VALL, paciente, Sant Celoni

Recibir los códigos Geocrom me ayudó a reconocer facetas de mí de las cuales no era consciente. Salía de cada sesión con más alegría, más seguridad y sobretodo con una Paz… que sino lo has probado, no es fácil explicar. También sus elixires o esencias geocrom y Fisterra son de gran ayuda en situaciones como los duelos, y para encontrar el equilibrio que siempre iba buscando.

VICENTA ROMERO, paciente, Barcelona

Aunque he recibido durante mucho tiempo sanaciones con los filtros Geocrom y he podido comprobar sus beneficios tanto físicos como anímicos y espirituales, quiero destacar en esta ocasión la ayuda inigualable que estos arquetipos suponen para la salud de nuestras viviendas. Para mí es una herramienta única para limpiar y armonizar nuestras casas, así como aportar prosperidad, paz, sanación, protección y todo lo que necesitemos para cuidar nuestro entorno. Lo he podido comprobar en mi propia casa (todo el mundo que viene suele percibir esa gran armonía) y en otros muchos hogares.

AINA CANET, paciente, Valencia

Como arquitecta, la búsqueda de ‘algo más’ en el estudio del hábitat me llevó a Barcelona a realizar un curso de Medicina del Hábitat. Allí descubrí la Geocromoterapia, como terapia personal y también para armonizar espacios; y entonces se me abrió la puerta a una nueva dimensión, otra comprensión, porque me despertó la necesidad de profundizar y formarme con Marta ampliamente. Estos años de formación y experimentación han sido un gran regalo para mi alma. Tadavía hoy, cada vez que experimento cómo estos arquetipos Geocrom empiezan a ‘ordenar’ todo para que el alma vibre en total libertad… me parece casi mágico! Gracias Marta por tu gran trabajo!

MIRIAN APALATEGUI, paciente y terapeuta, San Sebastián

Recibir durante años los códigos Geocrom ha cambiado para bien mi vida. Ahora tengo más conocimiento de mí misma, he aprendido cuáles son mis valores, mis talentos, mis cualidades y mis defectos, a ser más autentica y sobre todo he aprendido a quererme. La Geocrom también me ha conducido a encontrar herramientas para consumir menos energía, con lo cual he aprendido a sanarme a mí misma aceptando por fin los cambios y entendiendo el porqué de las cosas. He aprendido intensamente a perdonar, a amar y a valorar a las personas por sus actos. Ahora sé lo que es la amistad. Solo puedo decir que tengo mucha más paz interior y que soy mas feliz a los 84 años que en otras épocas. Gracias Marta…

CONXITA FORNT, paciente, Barcelona

Mi práctica con Geocrom y sus arquetipos me ha brindado la posibilidad de un profundo conocimiento sobre mi misma. Me ha proporcionado una herramienta eficaz para descubrir la figura geométrica sobre la que reconstruir algo acorde a mi y al entorno. Descubrir y desarrollar el sólido platónico sobre el cual sostener la evolución de mi ser y dar calidad a mi vida. De un modo simple, me ha proporcionado un criterio sólido de hacia dónde y cómo dirigir cada una de las decisiones y acciones que realizo en mi vida cotidiana.

VANESA OSTARIZ, paciente, Barcelona

Quiero expresar mi admiración por tu trabajo, Marta, y tu tenacidad de seguir adelante con el proyecto Geocrom. Si la gente entendiera a fondo tu mensaje, el salón donde nos reunimos en Madrid hubiese estado tan lleno que no hubiera habido espacio ni para un alfiler. Según me explicaste, lo que te ocurre es lo que le pasa a todo ‘visionario’ y pionero… la humanidad está tan dormida que toma su tiempo aceptar nuevas ideas. Con tu segunda terapia Geocrom también hubo cambios, tales como un impulso notorio de energía corporal y una claridad mental que me hicieron sentir una piba de 20, escondida en este cuerpo de 81 años. También hubo un cambio en mi cerebro pero no puedo definir lo que pasó. Durante los primeros días varias veces sentí cambios muy sutiles a la derecha del hemisferio derecho como que si ‘alguien’ estuviera moviendo piezas de ajedrez. Como fui entendiendo lo que me estaba ocurriendo, agradecí al ‘bondadoso cirujano’ que me estaba ajustando algunos ‘tornillos’ que quizá estaban flojos. Tuve más procesos, abertura de una fosa nasal y otros, pero en definitiva es como si se me estuviera abriendo el tercer ojo simultáneamente con el corazón. Y desde luego todo eso lo atribuí a esta especial Sanación Geocrom, porque no hubo ningún otro impulso aquellos días…

NOEMI BAZAN, paciente, Nueva York

Marta, al salir de una sesión contigo, escribí algo en mi diario; hoy te lo comparto. Es difícil poner en palabras lo experimentado en tu consulta. Tu acogida, tu sonrisa, tu entrega, escuchando, observando con atención y sin juicio; respondiendo a las interrogantes de mi alma, en ocasiones, sin tan siquiera haberlas formulado. Luego, ya en la camilla, al cerrar los ojos para recibir tu aplicación de las figuras Geocrom, al acercarte podía percibir como se abría un semicírculo de diferentes tonalidades de luz y color (mostrándose después en movimiento) unos seres de luz que acompañaban en el proceso de sanación. Eran diferentes símbolos o arquetipos, como un buda blanco o un puma blanco, como realzando el proceso que se estaba produciendo. Confirmando después la sensación de seguridad, confianza, motivación y energía renovada, que en mi caso necesitaba. Gracias, Marta, gracias.

CRISTINA CAMPOS, paciente y terapeuta, Barcelona

 

buda-mariposasDoy las gracias de corazón a todos los testigos que han aportado sus sinceras palabras de reconocimiento respecto a la Geocrom.

Toda las personas que lo deseen, y hayan tenido una experiencia terapéutica con la Geocrom (1994-2017), pueden escribir a instituto@geocrom.com, enviando su testimonio y pidiendo ser publicado (aclara bien tu nombre y ciudad). Para nosotros será un honor dejar constancia de tu sentir….

Marta Povo- 2016

CRIST·MICAEL